En el lugar donde la agitación del campus de la escuela superior le da el paso a la calma del Kruidtuin, hay un molino de madera que tiene siglos: el Volmolen. Inicialmente Malinas disponía de un complejo de molinos acuáticos, que regulaban el nivel del agua. Durante la creación del Afleidingsdijle, todos estos molinos se volvieron superfluos, y fueron demolidos. El único que se salvó, fue el Volmolen. Hoy, todavía se puede visitar. Hace poco la casa del molino fue restaurada, y transformada en un acogedor café para viajeros Via Via.
 

advalvas_Volmolen

Precio

Gratis

Confort

Accesibilidad

Parcialmente accesible en silla de ruedas.

Contacto

T +32 (0)15 29 76 54
E visit@mechelen.be

¿Dónde?

Zandpoortvest 50, 2800 Mechelen